Violencia de género: ¿Cómo reconocer y enfrentar a un potencial agresor?

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer este año reactiva la importancia de visibilizarla y generar consciencia acerca de este flagelo social que permanece vigente en nuestra sociedad. Solo entre enero y agosto de este año, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) reportaron cerca de 108 mil denuncias de violencia contra mujeres a nivel nacional.

Esta realidad coloca en primer plano la necesidad de buscar alternativas en la lucha por erradicar este problema. En esa dirección, Sara Mendoza, especialista en salud sexual y reproductiva de APROPO, resalta la importancia de que las mujeres, así como sus familias y sociedad en general, sepan reconocer e identificar el perfil de un agresor, así como la forma de generar un cambio.

Signos de alerta

“Lo primero es entender que el empoderamiento de las mujeres y sus entornos es la clave para prevenir estos actos. En la mayoría de los casos, el agresor convive con la víctima y la violencia puede llegar a la muerte de la mujer, siendo nuestro país uno de los que más casos presenta a nivel mundial. En promedio, cada mes se reportan 12 asesinatos de mujeres y entre enero y octubre del 2021 se han producido cerca de 110 feminicidios, según cifras del Poder Judicial”, precisa Mendoza.

En esa dirección, la especialista señala tres aspectos claves como medida de prevención.

  1. Reconocer el acoso machista

Si una mujer, de cualquier edad, está sufriendo el acoso de una pareja o amistad, debe alertarse y acudir a las autoridades. Muchas veces estos actos pasan inadvertidos o son permitidos por la víctima, como cuando un amigo es muy insistente en querer tener un acercamiento o en el caso de una pareja que muestra celos exagerados y necesidad de control sobre su vida.

“Estas conductas tienen una base en el machismo y son una forma de violencia. El acosador suele justificar sus actos aludiendo que la víctima es quien lo provoca y, muchas veces, la sociedad respalda esto e incluso las autoridades, al no darle atención a estos casos,” señala la experta.

  1. Si me quieres, no me pegues

Los besos y los golpes no son parte de una relación saludable. Muchas veces se suele confundir el abuso con el amor debido al miedo y la cultura del maltrato, que hacen a la víctima asumir como normal algunas formas violentas que incluso llegan a la manipulación.

“En el Servicio de Orientación en Sexualidad SOS de APROPO hemos atendido 139 casos de violencia contra mujeres durante el 2020 entre los que las víctimas señalaban sentirse vulnerables y permitir todo tipo de maltratos por temor a la pareja o al qué dirán. La clave es mostrarles que no están solas y que siempre hay solución”, resalta.

  1. Menos víctimas, más mujeres seguras

Tal vez el factor más importante sea la necesidad de empoderar a las niñas y mujeres desde el hogar y las escuelas, educandolas acerca del libre ejercicio de su sexualidad, así como la necesidad de alcanzar metas, sueños y un desarrollo integral.

Para esto es importante promover un enfoque de género desde las prácticas sociales, buscando cambiar algunos modelos culturales en los que la mujer debe permanecer sumisa y solo el hombre es quien trabaja y progresa.

En ese sentido, organizaciones como APROPO realizan una labor permanente de apoyo a la población en casos de violencia de género, así como campañas de sensibilización sobre el problema a cargo de especialistas en salud reproductiva, sexual y psicológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?