¿Una relación tóxica?

Identifica las señales a tiempo

El amor es uno de los sentimientos más bellos que existen, muchas personas no saben qué es el amor o creen saberlo en la teoría, pero les cuesta manifestarlo en la práctica debido a su historia personal. Cuando Joel le dice a Ana: “No puedo vivir sin ti”, ella siente que él es el indicado y que su relación es para toda la vida. Desde la infancia hasta la edad actual, se toman ideas sobre el amor “romántico” e “ideal” del entorno donde se ha sido criado o de la misma sociedad; sin embargo, estas pueden ser equivocadas y llevar a una relación tóxica.

¿Cómo darse cuenta si se está en una relación saludable o si está cruzando a la frontera hacía lo tóxico? Los especialistas de @APROPO comparten algunos tips:

  • Para muchas personas, la protección puede ser un signo de amor, pero cuando esta se torna excesiva, cuando siempre quiere estar contigo o conocer a detalle cada una de tus actividades, según dice, para cuidarte o protegerte. Es tóxico, te está controlando.
  • Si siempre te cuestiona o te minimiza, para que no cometas errores frente a los demás y nunca te pide tu opinión para los planes que tienen juntos. Es tóxico, te está humillando.
  • Cuando no quiere que tengas amigos, no respeta su tu privacidad y quiere tener las claves de tu celular o tu laptop personales. Es tóxico, quiere invadir tu intimidad.
  •  Si le te hace sentir culpable de las discusiones, le te chantajea emocionalmente y te exige demasiado. Es tóxico, daña tu autoestima.
  • Cuando nunca te pide perdón porque supuestamente siempre tiene la razón y sientes inseguridad para expresarte o comportarte frente a tu pareja. Es tóxico, daña tu autoconfianza
  • Cuando quiere tener relaciones sexuales y uno cede para evitar que se enfade, o por chantaje, e incluso te compara con anteriores parejas. Es tóxico, te está violentando.
  • Si se cree tu dueño o dueña y no te permite ser tú mismo en la relación. Es tóxico, quiere demostrar su poder.

El amor no nace con las mariposas en el estómago. El amor se aprende y construye, para eso es importante fortalecer una relación de pareja saludable, donde exista reciprocidad, dar y recibir amor, cuidando de la otra persona con lealtad, respeto, confianza, honestidad, buena comunicación, complicidad y amor propio.

Cultivar una relación sana no es tan sencillo, pero si se quiere, se puede. De lo que se trata es de avanzar y disfrutar juntos ese trayecto o curso de vida hasta donde se pueda o hasta donde se llegue: en caso no sea saludable para nuestras vidas se debe tener el valor para poner un alto y dar fin a esta relación tóxica y dañina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?